Teaser El Hombre Onírico

sábado, septiembre 04, 2010

Encuentro con Renato Rodríguez seis meses después

Este sábado 4 de septiembre nos encontrábamos en grata compañía...
Nuevamente visitamos al escritor Renato Rodríguez, premio Nacional de Literatura. Esta vez, en apoyo de la investigación de nuestro amigo: José Javier Suárez Casanova, quien actualmente realiza un trabajo de grado sobre la obra literaria de Renato Rodríguez para la Escuela de Letras de la universidad de los Andes.

José Javier nos contactó hace unos meses, luego de que publicamos nuestro reportaje de la primera entrevista a Renato, y nos solicitó apoyo para conocer a este escritor, quien, como ya comentamos en nuestro post anterior, vive en una montaña del estado Aragua, en un pueblo escondido llamado Tasajera. Inmediatamente comprendimos que esta era una excelente oportunidad para visitar nuevamente a este amigo de nuestro padre, José Mauricio Odremán Nieto, y tal vez contribuir con un homenaje, al colaborar con el trabajo de investigación de la tesis del amigo José Javier...
... También apostamos a tener una nueva oportunidad para captar con nuestra cámara algunos recuerdos más de la memoria de Renato Rodríguez para nuestro documental sobre Mauricio Odremán, 'El Hombre Onírico"...
...Encontramos a Renato, felíz y ameno, nos recibió con una gran sonrisa y con mucha alegría, y acompañados de sendas copas de sagrado elixir, nos regaló otro viaje de literatura pura, que brotaba de sus labios y sus ojos como un caudal de recuerdos navegando en vino... Esta vez Renato nos habló de su amistad con Clemente de la Cerda, con Orlando Araujo, Mario Robles, Rolando Peña... y nos contó más anécdotas de su amistad con nuestro padre, José Mauricio Odremán Nieto...
En esta oportunidad, Renato compartió con nosotros sus recuerdos de su paso por el Cine Venezolano: Trabajó en 11 películas venezolanas, entre las que se cuentan "Se solicita muchacha de buena presencia y motorizado con moto propia": de Alfredo Anzola, junto con Juan Santana, producida por la empresa PPK. Renato también nos habló de su relación con Clemente de la Cerda. y su participación en una de sus películas, qe filmó en Mérida. probablemente se trató de "Compañero de Viaje" escrita por Orlando Araujo.

Finalmente, nos despedimos de Renato, con una promesa de una nueva visita en tiempos venideros. Felíces de que este blog fuese útil como para motivar este nuevo encuentro y valoración del trabajo literario de Renato Rodríguez...

Y a la espera de que otros intelectuales, escritores y personajes de nuestro mundo cultural venezolano desempolven sus recuerdos y su voluntad también, para vistar este viejo escritor y sacar a al luz todo el siglo XX de recuerdos aprisionados en su mente...

P.D. tal vez desen ver también los artículos de este blog sobre Renato Rodríguez:

jueves, septiembre 02, 2010

Un recuerdo de los Odremán en el libro " El Abuelo" de Horacio Cabrera Sifontes

¨...¡Ay!, Solón, Solón, ¡los griegos
seréis siempre niños!, ¡no existe el griego
viejo!ʹ Al escuchar esto, Solón le
preguntó: ʹ¿Por qué lo dices? ʹTodosʹ,
replicó aquél, ʹtenéis almas de jóvenes,
sin creencias antiguas transmitidas por
una larga tradición y carecéis de
conocimientos encanecidos por el tiempo...¨
¨Timeo¨, Platón
En Caracas todavía queda algunas librerías interesantes, de "libros viejos, raros o antiguos", en las que un paseante puede encontrar alguna solución a uno de esos antiguos misterios... En el caso de nuestra investigación, se trata de descifrar el pasado de un personaje del siglo XIX que también paseó por el siglo XX: Don Miguel A.Odremán, nuestro abuelo y padre de José Mauricio Odremán Nieto.
reseña de el Coronel Juan Antonio Odremán, del que el escritor José jesús Villa Pelayo, nos comentó que participó en la batalla de Carabobo: "... Sé que uno de mis tíos abuelos era un importante personaje de Tumeremo. Mi abuela, su hermana, es Nieves Odremán Da Silva, quien nació en Upata, en 1909. También sé que hay dos ramas de los Odremán,hermanos que venían de Alemania. Durante la batalla de Carabobo, Antonio José Odremán fue asecendido a Capitán por el Libertador Simón Bolívar y es un prócer de la Independencia. En el Archivo General de la Nación reposan algunos documentos según los cuales a A.J.Odremán, por decreto del Libertador, se le habría entregado en propiedad parte del Cerro Bolívar. Esto no lo he podido verificar personalmente..."

José Jesús Villa Pelayo (fin d la cita)

(Fotos cortesía de Luisa María Odremán Carmona, hija de nuestro tío Luís Augusto Odremán Nieto)

El legendarío "Primer Ford" que nuestro abuelo llevó a Tumeremo, acompañado de las tías Odremán Nieto. La leyenda cuenta que este ford fue cargado por indígenas y trabajadores de la hacienda del abuelo hasta el pueblo de Tumeremo, cual Fitzcarraldo en el Film de werner Herzog... porque todavía no había carretera... y que el vehículo lo enviaron desde los estados unidos con su chofer, quien además era mecánico... ¿qué habrá sido de este personaje...? (Fotos cortesía de Luisa María Odremán Carmona, hija de nuestro tío Luís Augusto Odremán Nieto)
La leyenda familiar nos habló de un hacendado próspero de Tumeremo, que poseía ganado y que tenía también una cabra que siempre le acompañaba en la búsqueda del oro, a la que preguntaba: "-¿bella, has comido bien?", y la que siempre respondía: "-beehhh, no he hecho más que pasear sobre montones de estiércol-" la tradición oral familiar, cultivada por mi padre nos narró también que Don Miguel Odremán construyó la iglesia del pueblo de Tumeremo con Palo Santo, y que ayudó a poner el busto de nuestro libertador, Don Simón Bolívar, en la plaza mayor del pueblo.
Hace tiempo colocamos en uno de nuestros primeros post en este blog, un video que grabamos en el año 2005 en el pueblo de Tumeremo, como parte de uno de nuestros documentales de TV... Y allí todavía se puede leer en el busto del libertador de la plaza Bolívar del pueblo de Tumeremo, la inscripcción que da fé de que el pedestal fue un regalo de Don Miguel Odremán, junto a sus vecinos:
Micro reportaje de Tumeremo realizado durante el viaje de Producción
de "Ven que te Cuento", de
el Perro Andaluz, tomamos una de las últimas
Odremán que habitan Tumeremo hoy en día, aunque no quiso opinar nada...
Y luego, también publicamos una reseña de Jesús Sanoja en la revista ¨Tumeremo¨publicada en 1988 con motivo de la celebración de los 200 años de la fundación del pueblo, y en la que este escritor rememora la actividad comercial de la empresa minera Odremán, una de las más prósperas de aquellos lares durante los años 30...

Datos de producción de Oro de Aluvión hacia 1934,
reseña la importancia de la empresa de Don Miguel Odremán
Don Miguel Odremán fue entonces, uno de esos fabulosos personajes del siglo XIX, que también conquistó el siglo XX. Un hombre ilustrado, descendiente de alemanes, que entregó a sus hijos una bien nutrida cultura europea, y quien, como ya apuntábamos en nuestro comentario anterior, fue ¨Masón Instruido, Astrónomo de pasatiempo y Telegrafista de Profesión¨... maestro de telegrafistas de la región...

Artículo tomado de la revista "Tumeremo 1988" editada por Jesús Sanoja y juvenal Herrera, con Fotos de Rubén Alfaro: refiere los hechos de la primera tragedia aerea de Venezuela, en la que murió un aprendíz de telegrafo de Don Miguel Odremán
Pero no ha sido sino hasta hace pocos días que hemos topado en la librería "Historia" (ubicada en el pasaje Humboldt, de Gradillas a Sociedad), con un texto, que nos revela un poco más de la personalidad de Don Miguel Odremán, se trata del libro "El Abuelo", en el que el ingeniero y escritor, Horacio Cabrera Sifontes, escribió y publicó un grupo de ensayos en torno a la "vida y ambiente del general Guayanés Domingo A. Sifontes" también en 1988...
libro "El Abuelo", de Horacio Cabrera Sifontes"

General Sifontes. actualmente un municipio del estado Bolívar recibe el nombre de Sifontes, en honor a la hazaña de este valiente general, vecino del pueblo de Tumeremo
El General Sifontes era abuelo del escritor Horacio Cabrera Sifontes, y al parecer era también un personaje querido y recordado en Tumeremo, donde nació, y en El Dorado, donde protagonizó una serie de escaramuzas que culminaron con la derrota de los ingleses con pretensiones de invasión en el estado Bolívar de Venezuela. Como lo atestiguan los pobladores de este pueblo del Municipio Sifontes, en uno de nuestros documentales de la serie sobre tradición oral, "Ven que te Cuento, el mito del Dorado":
Reportaje Documental "Ven que te cuento, El Mito del Dorado" capítulo 4 de la serie de reportajes documentales sobre leyendas de tradición oral venezolanas producida por la Cooperativa El Perro Andaluz 101 RL"
Se puede imaginar nuestra grata sorpresa al encontrar en las primeras páginas del libro del Señor Horacio Cabrera Sifontes, una referencia a nuestro abuelo, Don Miguel Odremán...Pero no es esta generoso comentario el que más nos impresiona, sino la referencia al descubrimiento de una estrella por parte de nuestro abuelo...

libro "El Abuelo", de Horacio Cabrera Sifontes"
La leyenda familiar transmitida por nuestro padre -como ya mencionamos- , hablaba de un abuelo telegrafista, y que fue llamado por Gómez para realizar servicios de meteorología para la primera fuerza aerea de Venezuela en la región de Guayana. El oficio de Meteorología le venía ligado al conocimiento de las ciencias. que demostraba en todas sus facetas... y que, según nuestra leyenda, le hacía un hombre experto en astronomía, que se comunicaba frecuentemente con el astrónomo Camille Flammarion, fundador del observatorio astronómico de París.
Fotos de Maurice Odremán, junto a sus hermanos, los Odremán Nieto. Nuestro padre es el más pequeño del grupo. (Fotos cortesía de Luisa María Odremán Carmona, hija de nuestro tío Luís Augusto Odremán Nieto)
La leyenda habla de que nuestro abuelo descubrió una estrella allá en el pueblo de Tumeremo, y que inmediatamante transmitió esta información a Europa, lo que le valió reconocimiento de sus conocidos y una placa en el observatorio astronómico de París. Sin embargo, el nombre que, según nuestra leyenda, Don Miguel Odremán le asignó a su estrella: " Nova Persei", hoy en día es asignado como un descubrimiento de un astrónomo de otro país de Latinoamérica, y no hay rastro ni vestigio de este importante descubrimiento Científico. La comunidad científica relacionada con la astronomía en Venezuela, tampoco reseña nada de esto, probablemente no tengan información, documentos ni idea de estos sucesos. Y esto, segura y lamentablemente debido a la falta de comunicación histórica entre las ciudades y capitales de estado, como refugio de intelectuales y estudiosos ligados a universidades y centros de investigación, y la historia de los pueblos y comunidades del interior del país, y sobre todos estos, nuestros pueblos de frontera, abandonados a su suerte y a la voluntad del Dios de los Creyentes, y de los intereses geopolíticos de los vecinos de nuestro país.
libro "El Abuelo", de Horacio Cabrera Sifontes"
Sin embargo, el escritor Horacio Cabrera Sifontes reseña felízmente para nuestra memoria el descubrimiento astronómico de nuestro abuelo, Don Miguel Odremán, y abre un nuevo camino para nuestras investigaciones, ya que según comenta H.C. Sifontes, no fue en el observatorio de París, sino en el observatorio astronómico de Berlín, donde se reconoció el descubrimiento de nuestro abuelo. También es interesante la afirmación de que se registró el cuerpo celeste con el nombre "Estrella Simón Bolívar", porque esto, de ser posible comprobar su veracidad, daría indicios de la filiación de Don Miguel Odremán con la Masonería... Estas informaciones de Sifontes nos revelan paradigmas indiciarios para nuestras pesquizas, ya que hoy podemos encontrar en reseñas de wikipedia del obervatorio que este funcionó hasta el año 1913, y que ¨Entre los años 1832 y 1849 fue el "Berliner Sternwarte" la primera estación de telégrafos de Reino de Prusia en los que sería una cadena de estaciones ópticas de telégrafo desde Berlin...", debido a las coincidencias entre estas informaciones y la época en que Don Miguel Odremán realizó su descubrimiento, y al hecho de que otro de sus oficios fuera el de Telegrafista y maestro de telegrafistas en Tumeremo...
El Abuelo Don Miguel junto a la Abuela Dona América y los primeros de mis tios.
(Fotos cortesía de Luisa María Odremán Carmona, hija de nuestro tío Luís Augusto Odremán Nieto)

... Nos encotramos con una nueva inspiración para investigar otras facetas de Don Miguel Odremán.
la abuela Doña América, la Tía Adelaida, y mi padre, José Maurice Odremán Nieto (Fotos cortesía de Luisa María Odremán Carmona, hija de nuestro tío Luís Augusto Odremán Nieto)
Deseo terminar estas reflexiones en torno al libro "El Abuelo", de Horacio Cabrera Sifontes, y el comentario sobre nuestro nuestro abuelo, Don Miguel Odremán, con la idea de que es grato encontrarnos -una vez más- con la demostración tangible y documentada, de que en nuestra tierra Venezolana, la labor de los cronistas es la fuente más fertil y fidedigna para recomponer el tejido de nuestra historia como nación, más allá de las efímeras circunstancias de la historia de nuestros cambios políticos, la labor de los cronistas prevalece gracias a su empeño por recoger la tradición oral de nuestros pueblos... Y por ello, consideramos que es nuestra misión utilizar estos espacios de difusión para colaborar con la escritura de las crónicas... debemos difundir la labor de los cronistas!... con la esperanza de que cese la invisibilidad de nuestros personales, y la ignorancia pretenciosa de nuestras ciudades capitales latinoamericanas.

Por último en este comentario... nos encontramos con nuevas luces interesantes sobre la figura del propio Horacio Cabrera Sifontes... en la contraportada del citado libro "El Abuelo", en donde el editor comenta que este escritor estudió ingeniería de Sonido... lo que le permitió acompañar al escritor Don Rómulo Gallegos en los preparativos para la realización de una adaptación cinematográfica de su libro ¨Doña Bárbara¨... ¿El editor se referia a la Doña Barbara realizada en México?, ¿esto significa que Cabrera Sifontes colaboró en la adaptación cinematográfica de esta obra...?, nuevos encuentros entre la historia, la crónica y el cine en Venezuela, con la labor de una generación de precursores del Cine Venezolano, apenas mayor que la generación del Cineasta que nos ocupa en nuestras investigaciones, José Mauricio Odremán Nieto.


Referencias:

El abuelo: (ensayo) 1 edition

Ediciones centauto, Caracas, Venezuela, 1988

ISBN 10
9802630853
ISBN 13
9789802630851
Celebrando los 200 años de la Fundacion de Tumeremo: