Teaser El Hombre Onírico

martes, septiembre 04, 2007

Biografía de José Mauricio Odremán Nieto


Mauricio Odremán "Ave de paso que deja Huella"
Escritor, cineasta y artista plástico, José Mauricio Odremán Nieto nació en Tumeremo, estado Bolívar, el 2 de Octubre de 1926. Cursó estudios primarios en el Colegio Salesiano, Caracas en la primera mitad de la década de 1940; la secundaria en el colegio San Ignacio e instituto San Pablo y posteriormente estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Santiago de Chile entre 1947 1951.

Cursó además estudios libres de periodismo en la Universidad Central de Venezuela en 1952. Realizó estudios de cinematografía en el London Film Institute entre 1955 y 1956 y en el Centre d'Estudies Audiovisuales de Grenoble, Francia cursó estudios de Cine y Dirección en 1967.

En la década de 1960 se desempeñó en la empresa Cedesa en la áreas de Sonido y Producción, y en Tiuna Films como jefe de Producción y Prensa; fue guionista asistente de dirección en Coofilven; fue guionista, director y productor en la empresa Neo Cine, y también fue productor y creativo de Tecme Publicidad. En la década de 1970 se desempeñó como asistente de producción y escenografía en Espartaco Film; fue profesor de Cine para el Ministerio de Educación y en el Instituto Pedagógico Experimental de Barquisimeto, estado Lara. Posteriormente se desempeñó como Guionista y Productor para Minerva Films. Como director de cine destacan los filmes Insólita y espectacular marcha de Chucho El Esenio y su Combo Latino, inconcluso, en 1972; Efpeum, Estructura funcional para encontrarse a uno mismo, de 1972; El payaso, 1972 y Mas allá del Cuyuni, de 1977; Encuentro en el puerto, 1978.

Mauricio Odremán como actor en Relatos de Tierra Seca (1979) de Ivork Cordido
Como asistente a la dirección y Productor se cuentan entre otros filmes Los habitantes de la primavera, realizada en 1971 y dirigida por Mireya Blanco; Relatos de Tierra Seca, de 1979, dirigida por Ivork Cordido y La carga, 1972 filme inconcluso dirigido por Clemente de La Cerda. Entre otras producciones cinematográficas participó como asistente de producción en Murphy's War (La Guerra De Murphy), 1970, dirigida por Peter Yates; como guionista en la producción de Huyendo del sismo, dirigida por Arturo Plascencia; Fue guionista y Colaborador de Sin fin y El rostro oculto, dirigidas por Clemente de La Cerda en 1969 y 1971 respectivamente.

Desde 1979 a 1986 participó como guionista, actor o director de diversos unitarios, programas y series para la Televisora Nacional canal 5 y canal 8 entre las que destacan Las muñecas de Reverón, dirigida por Rafael Gómez, en la que participó como actor y guionista, 1985; en la adaptación de El Capital Solar, en la que participó como director y guionista, 1985; la serie Contratema de Adriano González León de la que fue director durante 1985 y 86; Mi padre el inmigrante, en el guión y adaptación de la obra homónima de Vicente Gerbassi, 1986; la miniserie La última oportunidad de Magallanes, en la que fue coguionista, 1986; fue director y coguionista del dramático Ángela del infierno, 1986; guionista de Orgullo y Prejuicio, El mundo de Berta y La muerte de Ruiz Pineda.

Entre sus publicaciones destacan la selección de narrativa breve titulada Cuentos Extraños editada en 1961; Dos novelas fantásticas, en 1963; Procopio en la Órbita 6, en 1963; El día que todo haga Paaff, de 1973 y el poemario Los cantos del crepúsculo de 1986. Entre otros muchos guiones de diversas películas se encuentra E.F.P.E.U.M. (Estructura Funcional para encontrarse uno Mismo), de 1970, película que además dirigió. El cineasta Clemente de la Cerda, en su prólogo a la obra El día que todo haga Paaff escribió que “es la descripción de una violenta época vista y narrada de manera muy especial” y añade respecto al autor: “profundamente influenciado por el cine, más que escribir explica las imágenes hirientes que conformaron su vida”.

En "El Jardín de las Piedras Soñadoras" de Soez, En Galipán
Se desempeñó además como publicista y muchas de sus obras pictóricas se encuentran en diversas colecciones privadas en Venezuela y el exterior. Entre sus indagaciones plásticas, una de sus últimas propuestas expositivas fue la instalación polisensorial Alicia a través del espejo expuesta en el marco de la exposición Comicgrafías, realizada en la Galería de Arte Contemporáneo Tito Salas de Petare en 1999.

Mauricio Odremán experimentó con el tema fantástico y la Ciencia Ficción en su literatura, en su obra Pictórica y en su Cinematografía, dotado de un profundo sentido místico, vinculó su cosmovisión universal con temas y elementos de la cultura venezolana. Participó activamente en las luchas por la Creación de la Ley Nacional de Cine, junto con otros cineastas y miembros de Sindicatos de Cine, como Sustracitel, también fue asesor de los creadores de la asociación nacional de autores cinematográficos.
Falleció en Caracas el 13 de Julio de 2004.

domingo, septiembre 02, 2007

Un Comentario del Cineasta Clemente de la Cerda sobre la novela "El día que todo haga Paff" de Mauricio Odremán




Comentario del Cienasta Clemente de la Cerda sobre el libro "El día que todo haga Paff".
El escritor Mauricio Odremán publicó este comentario en un anexo de su libro "Los Cantos del Crepúsculo"



Portada de la novela "el día que todo haga Paff" de Mauricio Odremán"
Los textos de Mauricio Odremán se caracterizan por su propia resistencia a ingresar de buena gana en alguna clasificación, al igual que sus Pinturas, y sus Películas... Y "El día que todo haga Paff" es una de las novelas más complejas e insólitas escritas por Mauricio Odremán. Un texto que puede ser leido como un reflejo de una época de violencia y represión en Venezuela... del que conocemos la anécdota de que su publicación se vió interrumpida por insólitas tribulaciones del autor, incluido el exilio y la sentencia médica tras una operación de una úlcera que le practicaron, y tras la que le vaticinaron que le quedaban solo seis meses de vida (Mauricio Odremán falleció en el año 2004, más de treinata años después). Un texto que puede ser interpretado como un tratado pedagógico de Esoterismo... Algo así como "las Enseñanzas de ferdinand de Laferriere y el Gurú Mejias, Explicadas a los Niños"... Una Novela intervenida por fragmentos de auténtica Ciencia Ficción hecha en Venezuela, con la aparición de ángeles, arcángeles hermanados con misteriosos seres provenientes de mundos en eterna combustión, que acicalan su duras pieles con sopletes... Todos reunidos en la órbita de una Luna en una gran asamblea de naciones Galéacticas... Todos con los órganos sensoriales de esta congregación de seres a la espectativa de los contoneos y vaivenes de la despampanante embajadora espiritual de los terrícolas... La Diosa y Reina María Lionza... Un cuento, una anécdota de las terribles consecuencias que sufre un ser, tras ingerir un quimérico plato de Espaguettis con Pepitonas, pese a las advertencias de sus amigos... Y también una especie de cuaderno de navegación, en el que el autor registró, y mezcló con su fabulación los sucesos de su vida, que nos dan una muestra de la relación del autor con su entorno, y de como hubo de esperar por que los receptores de su mensajes llegaran al mínimo grado de evolución necesario para recibir su contenido.

Y resulta que hoy en día, tres décadas después de la publicaión de "el día que todo haga Paff", y del estreno de E.F.P.E.U.M., Mauricio Odremán todavía espera que la humanidad manifieste haber llegado a ese estado de evolución requerido...

Tal vez resulta que en el lugar donde Mauricio Odremán se encuentra actualmente, ya no le preocupan estos detalles de la naturalieza humana...



la lectura del comentario que el Cineasta Clemente de la Cerda realizó sobre la novela "El día que todo haga Paff' de Mauricio Odremán nos ha traido a la memoria una referencia sobre la película E.F.P.E.U.M que el propio Mauricio Odremán dejó registrada en un fragmento de su novela, como si se tatara de una nota de rescate ante el secuestro de la razón en su época... como un manuscrito dejado para ser hallado en una novela...
"...En esos días terminé el rodaje de la película de ciencia-ficción. Cuando la estrenaron, en ese recinto siniestro llamado Cinemateca, no asistí en presencia física, pero desdoblado y desde el astral procuré escuchar los comentarios. - "la Película más loca del año"- dijeron algunos, pero nadie comprendió el asunto del arquitecto con su Estructura-funcional-para-Encontrarse-uno-Mismo. Todo el mundo se rió a carcajadas y al parecer, los espectadores se divirtieron mucho, de lo lindo; mi intención no había sido realizar un film cómico, pero así resultó y eso era el éxito. Nunca más supe de "Efpeum", quedó en manos de los productores que la habrán enlatado y la tendrán debajo de un escritorio como hacen todos los negociantes en películas por estos lados del Atlántico..."
Mauricio Odremán Nieto. "el Día en que todo haga Paff". 1973

En el año de 1965, Mauricio Odremán Nieto estrena su película "EFPEUM", esta película, que puede ser catalogada como la primera película de Ciencia ficción Venezolana, nació prematuramente en una Venezuela que aún no había despertado del realismo, y que apenas comenzaba a aceptar el realismo mágico como un elemento de la cultura del venezolano. Al tratar de recorger los restos del naufragio de la obra de Muricio Odremán, nos enteramos de que la copia de este film, junto con las de las primeras películas de Clemente de la Cerda, fueron salvajemente despedazadas por molestos familiares de los socios productores de ambos cineastas... Afortunadamente, algunos restos del naufragio han comenzado a surgir en la orilla del tiempo... y los estamos recogiendo...



jueves, agosto 02, 2007

Los Odremán comentan sobre la historia de la familia

Desde que botamos este blog al mar de la web. varios miembros de la familia Odremán han comenzado a dejar sus aportes para la construcción de un Biografía de la Familia... tal como lo vaticinó el Poeta Mauricio Odremán, en sus Versos iniciales de su libro "Los Cantos del Crepúsculo":

"...Hay una oscura mansión
que parece surgir del cielo del afecto
y es como la maraña de los restos de un naufragio.
Ante ella comenzamos a gritar como gaviotas
deslizándonos con la velocidad con que se vuela,
sobre los erosionados esqueletos
y todos esos aparejos dispersos en el océano...."

Mauricio Odremán "Los Cantos del Crepúsculo"
Fragmento del Poema "Los restos de un naufragio"

Recientemente, el Sr. José Jesús Villa Pelayo, dejó un comentario esclarecedor, sobre la presencia de los Odremán a lo largo de la historia de nuestro país:

"...Espero hacer un pequeño aporte a mi familia con este comentario. Sé que uno de mis tíos abuelos era un importante personaje de Tumeremo. Mi abuela, su hermana, es Nieves Odremán Da Silva, quien nació en Upata, en 1909. También sé que hay dos ramas de los Odremán,hermanos que venían de Alemania. Durante la batalla de Carabobo, Antonio José Odremán fue asecendido a Capitán por el Libertador Simón Bolívar y es un prócer de la Independencia. En el Archivo General de la Nación reposan algunos documentos según los cuales a A.J.Odremán, por decreto del Libertador, se le habría entregado en propiedad parte del Cerro Bolívar. Esto no lo he podido verificar personalmente. Mi mamá se llama América Pelayo Odremán..."

José Jesús Villa Pelayo
josejesusvillapelayo@gmail.com

Anteriormente, en el portal youtube, Una Dama de la Familia dejó una correción a la información registrada en nuestro video sobre tumeremo:

"...Hola! La Señora que sale en la última toma no se llama Adelaida, se llama Aminta Odremán, Anabela pa'la familia. Es mi tía y vive en Tumeremo desde que el pueblo era la plaza y cuatro calles. Ella, Ramona, Matilde y Rosa son hijas de Rafael Ángel Odremán..."



Ojalá que cualquiera de los Dioses que puedan oir, permita que otros familiares y amigos dejen sus legados en este espacio, para que la tradición de nuestra familia no se pierda....

jueves, mayo 03, 2007

Nuevos aportes para la Construcción de una Biografía de Mauricio Odremán


Recientemente encontramos en la web, datos de Mauricio Odremán como realizador, en la página de la Film Database,
Aunque poseen algunos datos de fechas incorrectos, nos prensentan un primer borrador de los trabajos de Mauricio Odremán en Cine
Las Direcciones consultadas Fueron:

Ficha Técnica de E.P.E.U.M.

Ficha Técnica de MAURICIO ODREMÁN

martes, mayo 01, 2007

Aportes para la construcción de una biografía de los Odremán, por Jodreman


Mauricio Odremán



Foto de 1983 (y ampliación) del Busto de Simón Bolívar en la Plaza Bolívar del Pueblo de Tumeremo,
donado por Don Miguel Odremán, y otros vecinos de Tumeremo


Micro reportaje de Tumeremo realizado durante el viaje de Producción
de "Ven que te Cuento", de el Perro Andaluz, tomamos una de las últimas
Odremán que habitan Tumeremo hoy en día, aunque no quiso opinar nada...
Hay una rama de la familia Odremán que habita en las regiones que hacen frontera con la fantasía, con la ilusión de los mundos posibles, probales. lejanos y anhelados... Y Mauricio Odremán no escapó de este sino durante su pasada encarnación, acaso buscó la manera más pedagógica de aproximarnos a esas fronteras de la percepcción, comenzando por enseñarnos a elevar la mirada a las estrellas sin temor, y tal vez, sea esta acción un reflejo de las andanzas de su padre. Don Miguel Odremán.

Datos de producción de Oro de Aluvión hacia 1934,
reseña la importancia de la empresa de Don Miguel Odremán
Poco sabemos de Don Miguel Odremán o de su hermano... y tal vez sirva este comentario para que nuestros seres queridos nos orienten en reseñas y cuentos sobre el Abuelo.... A mi se me dijo que fué un inmigrante, que poseía unas tierras en lo que hoy es el pueblo de Tumeremo, y que después de explotar el Caucho, y el Balatá, descubrió Minas de Oro... que junto a la Abuela Doña América formó una familia de un pocotón de hijos, entre los que recuerdo a la Tía Enriqueta, la Tía Adelaida, la Tía Francia, El Tío Luís Augusto, El Tío Jorge, el Tío Frank... También se nos dijo que Don MIguel le puso el apellido a los miembros de una tribu, que habitaban en lo que pasó a ser tierras de su propiedad y que tenía una cabra que le decía donde cavar para buscar el Oro...que era Masón Instruido, Astrónomo de pasatiempo y Telegrafista de Profesión... ¿Quién sabrá que más fué el abuelo, Don Miguel Odremán?...


Mineros en Tumeremo hacia 1934 ( fotos de "Tumeremo 1988")
Hurgando en la Web, poco a poco vamos encontrando retazos de la historia de esta familia singular (o Plural), hace poco dimos con esta misteriosa reseña del apellido Odremán en una web sobre nombres:

"...Odremán: este apellido es originario de Alemania, en ese país se encuentra un río llamado Oder, los Ingleses llamaron a cada individuo que vivía alrededor del río "Oder man" y de ahí nació la primera fase del apellido, a las personas les gustó ser llamadas Oderman y hasta se lo quedaron como apellido, luego los Oderman pasaran a la vida de piratas por los años 1400 y así mantuvieron su vida un buen tiempo hasta que un día decidieron ir a sudamérica un continente lleno de riquezas pero siendo piratas se infiltraron en otro barco pirata y al llegar a costas Venezolanas, los Oderman, les robaron todo el botín. Ya en Venezuela, el apellido fue modificado y con la pronunciación criolla paso a ser Odremán..."

Será por eso que a mi siempre me gustó la historia de los Piratas, particularmente de los Bucaneros... que recibieron ese nombre por cocinar la carne en la playa al estilo de los Caribes
Y tal vez eso explique esa leyenda que contaba mi padre, de que el hermano de mi abuelo tenía una Goleta con la que metía armas a Venezuela en los días en que los Ingleses pretendían extender los dominios de Guyana hasta Guasipati, y los pobladores venezolanos de aquel entonces los sacaron a plomo limpio... Imagino que todo esto ocurrió después de que el General Sifontes realizara su empresa de sacar a los Ingleses del Territorio Venezolano, por que esta acción no desanimó a los inquietos vecinos...

General Sifontes. actualmente un municipio del estado Bolívar recibe el nombre de Sifontes, en honor a la hazaña de este valiente general, vecino del pueblo de Tumeremo
Pero hablamos de sucesos separados por largas distancias de tiempo... ampliadas hasta borrarse de la memoria por las mismas condiciones hostiles que enfrentaron los primeros habitantes de Tumeremo; una selva salvaje y frondosa que luchaba furiosamente por impedir que los humanos le hicieran surcos de caminos, y con cada lluvia recuperaba terreno... la distancia, el continuo asecho de los Inglese desde Guyana, la poca comunicación con el gobierno central.... que terminó de algún modo con la llegada del telégrafo y el comienzo de los movimientos aereos por la zona...

Artículo tomado de la revista "Tumeremo 1988" editada por Jesús Sanoja y juvenal Herrera, con Fotos de Rubén Alfaro: refiere los hechos de la primera tragedia aerea de Venezuela, en la que murió un aprendíz de telegrafo de Don Miguel Odremán
Es gracias a una publicación realizada por Jesús Sanoja, con motivo del 200 aniversario de Tumeremo en 1988, y gracias sobre todo a la generosidad del Fotógrafo de Tumeremo Rubén Alfaro, obtuvimos algunos datos de las empresas de Don Miguel Odremán.

lunes, marzo 12, 2007


DESPERTAR
¿Como debemos llamar a esas estrellas
que permanecen ignoradas por las muchedumbres
cuando percibimos este despertar
que nos aleja de los sonámbulos......?

Entonces desaparece el sueño de los cuerpos
y se pueden hacer milagros
sin que ninguna deidad
venga a ofrecernos presentes

el sendero estará sembrado de acontecimientos
vendrán siluetas luminosas con sus cantos
se cumplirá la palabra que el hombre no suele comprender..........

Mauricio Odreman N
( Las Naves y otras cosas en edición)

domingo, marzo 11, 2007


Un reposo eterno
Gavilan Estado Amazonas 2004
Se muere Uno aquí, reaparece allá o Mas Allá….

Y Ahora Si…… A manera de despedida

“Yo solo puedo referirme a mi propia experiencia….

Nunca he pertenecido, realmente….. a ninguna hermandad….
Pero he recorrido el Mundo desde Nevada hasta Atacama….
Desde Los Llanos hasta Los Alpes, desde Gobi hasta El Sahara…..
Y en todas partes he encontrado la Enseñanza…..

Siempre alguien de quien aprender algo más….
Me he quedado con el, el tiempo necesario y después
he continuado mi sendero……
Después de años de errar tras la Enseñanza
veo que la que me falta solo de Dios podré recibirla…..
Durante los últimos tiempos he vivido donde
me tocaba vivir…..
y dondequiera que estoy encuentro paz y
logro subsistir,
atendiendo a mis necesidades con mis
propias manos…..
Si me preguntan cual es el secreto de la paz
y la Subsistencia
diré que es la sumisión a la voluntad de
Dios……
El hombre que no se rinde a la Gran voluntad
se convierte,
inevitablemente, en esclavo de este mundo,
en el real sentido
que esta palabra tiene……
Por ello ante las voces y todas las
Presiones y todos
los impulsos que nos insten a DESVIARNOS,
debemos contestar como El

“NO TENTARAS A TU SEÑOR”

MAURICIO ODREMAN N
Las Naves y Otras Cosas…
Solo encuentro la faz de la eterna aventura en el recodo de todos los caminos…
….......
Es idéntico el rocío que cubre las orquídeas de esta jungla..
Si de nuevo intento narrarte el curso de los átomos es para que despiertes….a una aurora de cristales.
……..
Hace milenios que el sueño hace pesado tus parpados
Y tus brillantes pupilas no se abren a la radiante orgía del sol en las mañanas…
……….
Estoy alerta a la atracción de comarcas enajenadas sigo mi sendero de luz y solo el amor de las luciérnagas conduce ahora mis pasos
Mauricio Odremán
Inédito 2004

CUANDO YA NO SEA CORPOREO…

Cargado de amor y alegría iré al encuentro de la aurora para deslizarme a tu…dimensión por el candente rayo de luz que por tu ventana se infiltra…
Y a tu lado, hija mía me inclinaré y besaré tus mejillas con ternura y murmuraré
Que la belleza de las cosas no está en ellas… si no en el regocijo que nos producen… y para que tengas el más dulce de los sueños,
Te bendeciré y te regalare mi cofre lleno de belleza y armonía…
Y como soy obrero incansable del padre que está en los cielos iré a donde el disponga…
Porque en la casa del padre…muchas moradas hay…
Mauricio Odremán
(Padre)
Marzo 2002
EL QUIRÓN

viernes, marzo 09, 2007

Los Restos de un Naufragio....


Mauricio Odremán junto al artísta Plástico Eustiquio Cedeño. Este muestra
orgulloso su retrato de Vanessa Marie, Nieta de Odremán.

Los Artistas Plásticos Eustiquio Cedeño y el Cinetista Tito Ciuffi, a la derecha.
Tito Ciuffi fué dueño de una fabulosa marquetería ubicada
frente a la iglesia de las Mercedes en el Boulevard Panteón,
del casco histórico de Caracas...

Peña y lugar de reunión de fabulosos artístas.




Fotos de la casa de Gozalo Barrios Pérez, "Zoes", en Galipán.
Una de las labores encomendadas por Zoes a Mauricio Odremán -"El Gran Quirón"- como
le llamaban, fué al misión de dar un nombre poético y metafísico
a los diversos espacios de la finca de Zoes.
Fue así como surgió "El jardín de las Piedras Soñadoras",
Un sueño de Zoes al que Maurcio Odremán le dió nombre...
aunque pocos recordemos este hecho hoy en día.

La Pintura de Mauricio Odremán

Mauricio Odremán,
Sin Título.

Comienzos de la década de los 90. Siglo XX
Cineasta, Poeta, Escritor, Periodista, Locutor... José Mauricio Odremán Nieto dedicó su vida a la obra de divulgar un mundo paralelo, armónico, fantástico. El mundo futuro de un ser humano que llega por fin a encontrarse con su Dios, con todos sus dioses... los saluda y los invita a disfrutar del universo que crearon para sus hijos en sus sueños...
Un mundo cuyos límites internos se desvanecen y se llevan consigo a la represión, al temor, al odio... a las miserias de mismo ser que es capaz de soñar con el mundo de sus dioses, y que es capaz de anhelar llegar a ellos.

Pero para los que nos quedamos en este tercer planeta de este sistema solar que navega en la cola de esta galaxia.. persiguiendo el sueño de una estrella llamada Alfa Centauro, la visión de ese otro mundo paralelo al nuestro puede sembrar el terror, marcar la huida, levantar el grito... y mientras seguimos batallando por lograr definir nuestro camino por la vida, cabe preguntarse, al ver los fragmentos desperdigados de la obra de Mauricio Odremán, si acaso es cierto que este universo es una imagen en el sueño de un ser omnisciente, o es esa búsqueda antigua de la trascendencia lo que define la cartografía de los sueños de aquellos que levantan la vista en la noche, y sienten hambre de estrellas... Acaso sea todo parte del mismo sueño... ¿pero entonces quién sueña?

Y tal vez sea mejor que el propio Mauricio sea quién nos guíe hasta la puerta que abre ese camino percepción afuera, percepción adentro...

A continuación presentamos una combinación poética de algunas fotografías de pinturas realizadas por Mauricio Odremán entre la década de los setenta del siglo XX, y los primeros años del siglo XXI, narradas por el poema en Prosa "Los Restos de un Naufragio, que pertenece al poemario "los Cantos del Crepúsculo", de Mauricio Odremán, Editado por Editorial Huaya Pren C.A.

Cabe destacar que esta editorial pertenecía al fondo editorial Caracola, bajo la conducción del Escritor Humberto Gómez García. Esta organización funcionó en el estado Vargas hasta que la vaguada de 1999 se llevó sus archivos.
Lamentablemente también causó la desaparición de algunos amigos y colaboradores de esta comunidad poética.
Actualmente, el escritor Humberto Gómez García vive en Caracas, y coordina el fondo editorial de la UBV.



Mauricio Odremán,
Sin Título.
Comienzos de la década de los 70. Siglo XX

LOS RESTOS DE UN NAUFRAGIO
Fragmento de "los Cantos del Crepúsculo"
Mauricio Odremán

1
Hay una oscura mansión que parece surgir
del cielo del afecto y. es como la maraña de los
restos de un naufragio. Ante ella comenzamos
a gritar como gaviotas deslizándonos
con la velocidad con que se vuela, sobre los erosionados
esqueletos y todos esos aparejos dispersos en el
océano. Hemos encallado al fin en el corazón
de los sargazos perdiendo esa engañosa seguridad
de las alturas y solo queda un resplandor de llamas
por el fondo de tus ojos...

Mauricio Odremán,
Sin Título
Oleo sobre Tela.

Hacia finales de la década de los 90. Siglo XX

Y es que hoy has vuelto con la flor amarilla
y preocupados asistimos al juego de tus manos
en torno a la palidez de los capullos, entre la
dura realidad de una vegetación metálica. . .
Entonces es terrible el descenso hacia la niebla. . .
Pero, como por milagro aparece una fina escarcha
que se desliza sobre raros ornamentos, humeando
y desvaneciéndose, encima de las piedras, del
ocre al naranja, del azafrán al rojo vivo y hasta
en medio de destellos de plata, cuando
las alas se aferran al viento de la noche.

Más tarde se abre un único ojo como una
ventana a la oscuridad y hay una caída larga y
libre explorando las nubes del dolor… Ahora,
a pesar de todo, el amor abriga la germinación
de las caricias y hemos de flotar sin que cosa
alguna tenga demasiada importancia.

Mauricio Odremán,
Sin Título.
Oleo sobre Tela.

Hacia finales de la década de los 90. Siglo XX

Y la melancolía de una ciudad en ruinas se
atraviesa, sumergida en la niebla de los recuerdos,
en este cielo de todo lo improbable.

Es aquí donde hemos decidido descansar,
sobre el espectáculo que monta el viento del
Norte, posando las quebradas alas, mientras
los navíos de los insectos descienden desde el
sol. . . y al aliento de la vida atrapado en las
corrientes, con los miembros agitados, sin
defensa, vamos cayendo hacia el horizonte
salvaje de los ensueños.

Y aun continuamos descendiendo. . . entre
la misteriosa danza de las luciérnagas . . . Con
los ojos llorando por la fuerte brisa, debatiendo
como peces en las aguas profundas, añorando
ruinosas estructuras dc un pasado que es como
los restos de un gran naufragio.

Mauricio Odremán,
Retrato de una amada
Oleo sobre Tela.
M
ediados de la década de los 90. Siglo XX
Con todo, hemos llegado mas cerca del sol
observando la nave estrellada de los esfuerzos
y comenzamos a aspirar la brisa extraña del
planeta, y hay un gran camino largo, y una
estela dc luz, y hasta el rumor de una esperanza
alada.

II

En el espejo del rocío el sol insiste
sobre extendidas alas, entre chispeantes destellos, y así, el
andamiaje de mercurio se sumerge hasta el fondo.
y viene algo como un polvo de humo que se va
posando lentamente, y hay fragmentos
de mariposas atascados en el lindero de las cosas.

Sin embargo, hay que intentar el vuelo,
atravesando muros, abandonando la flor a las íntimas
penas y sentados en el mismo borde,
como mojando los dedos en el agua de las lluvias, sentir
el arco del acero bostezando en las espaldas.

Viene la bruma y un cielo enajenado se abre
hospitalario, del sol baja algo como una nave
solitaria, gigantesca cosa que parece emerger
de un océano, semejante a un destrozado halcón
que arrastrado por las turbulencias del Tiempo
descendiera hasta los restos del naufragio, gritando
como pájaro extraviado se posa sobre la osamenta
carcomida de los escombros perdidos en lo alto.
Encallados allí nos reconocemos y llorando de
alegría, en medio del viento huracanado, nos
regocijamos.

Mauricio Odremán,
Sin Título.
Hacia finales de la década de los 90. Siglo XX

En medio de las charcas olorosas a sombra,
se siente como un desplegar de alas
y la sensación oscura de ser los amos de todas las cosas
en tanto que nos enceguece el reflejo de un cielo
con resplandores dorados. . . . Abajo espera la
alfombra roja de las esperanzas vegetales
y cantamos los mismos versos sin palabras coherentes . ..
y con los cantos llega algo eléctrico
que estremece el aire con vibraciones, y en la bruma de
esta alborada todos los rincones contienen
penumbras y encontramos tapices extraños
cubriendo los viejos muros y unos colores
cambiantes en los ojos de las doncellas. . . y así
el intento de vivir en un mundo real se desvanece.

No queremos mirar hacia los grandes muelles
que bordean este no del olvido. Y es que nadie
quiere asistir a la partida de la nave
de la desesperanza, con sus velas plegadas
y sus aparejos melancólicos sumergiéndose
en una noche llena de corrientes que conducen
a los mares desconocidos.

Mauricio Odremán,
Sin Título.
Mediados de la década de los 80. Siglo XX

Una tempestad de polvo mantiene las almas
encadenadas, prisioneras, convertidas en esclavas,
en una metrópoli adornada por ídolos obscenos. . .
Y cuando llega el alba con su cortejo de bruma
nos descubrimos navegando, como por arte de
magia, en un mar adornado de corales. . . y el
casco de nuestra nave rompe aun las olas de la pena
y el agua es como lagrimas de esas estrellas que
rcsplandecen hospitalarias. . ..

Ill

. . . . Y ahora se escucha un cántico apresado
entre todos los vientos proclamando la sagrada
erección, los anhelos del retomo,
un nuevo comienzo entre distantes coordenadas. . .
y es en ese remote guijarro de los recuerdos,
en un espacio perdido en la ausencia,
extraviado en el llanto de las estrellas,
donde buscamos en el rito de la
danza la compensación ajena a la muchedumbre.

Todos se niegan ahora a embestir los cielos
desconocidos, nadie quiere correr el riesgo de
navegar por lo ríos de la esperanza sin lanzarse
a la aventura de explorar selvas apasionadas,
como si todos hubieran envejecido al escapar
de la protección de las fuerzas de la vida, y así
andan con las escafandras cubiertas de cicatrices
emprendiendo viajes solitarios en la contaminada
atmósfera del aburrimiento, confiados solamente
en las desteñidas auras que los envuelven. . .

. , . . Y todos están preguntándose el por que
de estas naves destrozadas, las causas del regreso
con las manos vacías y el cuando de este gran
naufragio que sobrecoge los corazones de los
antiguos navegantes, ahora acobardados que están
olvidando los sueños abandonados entre los
pliegues del tiempo ....

Mauricio Odremán,
Sin Título.

Comienzos de la década de los 90. Siglo XX
Hay como una enfermedad de amor por
los fantasmas y nadie podría asegurar si los
recuerdos que bailan bajo la lluvia fueron los
asesinos de las cosas. . . Solo queda echar un
anda en esos arrecifes de anhelos inconclusos
y quizás, antes de un final confuso, conducir
a un mundo nuevo todo el fuego que arde en
las angustias....

Porque es precise abandonar los planetas
sombríos donde el sol se niega a ser idolatrado
y aunque luces mortecinas nos atraigan hemos
de seguir buscando, entre multitud de sueños,
el lugar exacto donde una vez naufragaron
la voz y la palabra . . . Y así de nuevo intentar
ascender hasta los ojos de la vida aunque solo
sea para descubrir que la lluvia ha destruido
los sembradlos y que los vientos soplan otra
vez en dirección contraria. . . .

Por eso insistimos en el vuelo, soplando en
los hornos de la noche con los aires de una
nueva madrugada, y hay una nave desgarrada
que intenta posarse, una vez mas, en las canden-
tea arenas de las sonrisas, descubriendo que
aun quedan hermosos mundos que se abren
para absorber todos los andamiajes de los
sueños.

Mauricio Odremán,
Sin Título.
Hacia finales de la década de los 90. Siglo XX